El caso en el wounan: el sistema de alineamiento y la relación entre marcas de caso y roles semánticos

  • Marianne Eva Dieck Novial Universidad de Antioquía
  • Luz Adriana Arboleda Vásquez Universidad de Antioquia

Resumen

En el presente artículo se expone el sistema de alineamiento del caso en la lengua amerindia wounan y la relación entre las marcas de caso y los roles semánticos, principalmente en el sistema pronominal. A partir de un corpus recogido en varios trabajos de campo, y de las herramientas de análisis de la gramática descriptiva y la tipología, se propone que el wounan presenta patrones de alineamiento de ergatividad escindida del tipo: ergativo/absolutivo-experimentante. El wounan presenta un desajuste entre algunas marcas gramaticales de caso y los roles semánticos expresados. Sin embargo, esta asimetría entre forma y función no es arbitraria, ya que son coherentes y sistemáticos los contextos sintácticos y semánticos que determinan la interpretación clara de los roles semánticos expresados.

##plugins.generic.usageStats.downloads##

##plugins.generic.usageStats.noStats##

Biografía del autor

Marianne Eva Dieck Novial, Universidad de Antioquía

Doctora en Filología Románica con énfasis en Lingüística Hispánica de la Universidad de Hamburgo, Alemania; profesora titular del área de Lingüística en la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Antioquia, Colombia y miembro del Grupo de Estudios Sociolingüísticos. Sus áreas de docencia e investigación son la morfosintaxis, la lingüística descriptiva, la criollística, la lengua palenquera y la sociolingüística.

Luz Adriana Arboleda Vásquez, Universidad de Antioquia

Doctora en Lingüística de la Universidad de Antioquia, Colombia; Magíster en Etnolingüística de la Universidad de los Andes, Bogotá, Colombia; profesora titular del área de Lingüística en la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Antioquia y miembro del Grupo de Estudios Sociolingüísticos. Sus áreas de docencia e investigación son la lingüística descriptiva, las humanísticas, la etnolingüística y la lengua wounan.

Citas

Aguirre, D. (1993). Lenguas sobrevivientes del Pacífico colombiano. En Colombia Pacífico (Tomo I) (pp. 310-325). Santafé de Bogotá: FEN-Universidad Nacional de Colombia.

Aguirre, D. (1998). Fundamentos morfosintácticos para una gramática embera. Lenguas Aborígenes de Colombia. Descripciones 12. Santafé de Bogotá: Centro Colombiano de Estudios de Lenguas Aborígenes, Universidad de los Andes.

Aikhenvald, A. (2007). Typological distinctions in word-formation. En Timothy Shopen (Ed.), Language Typology and Syntactic Description, Second edition, Volume III: Grammatical Categories and the Lexicon (pp. 1-64). Cambridge, New York, Melbourne, Madrid, Cape Town, Singapore, São Paulo: Cambridge University Press. doi: https://doi.org/10.1017/CBO9780511618437.001

Arboleda, A. (2008). Sistema fonológico de la lengua wounan. Lingüística y literatura, (54), 55-70.

Arboleda, A. (2016a). Morfología del nombre y el verbo en lengua wounan. Lingüística y literatura, (69), 363-384. doi: http://dx.doi.org/10.17533/udea.lyl.n69a16

Arboleda, A. (2016b). Sistema pronominal de la lengua wounan (Tesis doctoral). Universidad de Antioquia, Medellín, Colombia.

Bhat, D. N. S. (2007). Pronouns. New York: Oxford University Press.

Blake, B. (2004). Case. London, New York, Sydney: Cambridge University Press.

Comrie, B. (1978). Ergativity. En W. P. Lehmann (Ed.), Syntactic Typology (pp. 329-394). Sussex: Harvester Press.

Creissels, D. (2006). Syntaxe générale.Une introduction typologique (Vol. 1 y 2). Paris: Lavoisier.
d-maps.com. (s. f.). [Mapa de Chocó, Colombia]. Recuperado de https://d-maps.com/pays.php?num_pay=1396&lang=es.

Dixon, R. M. W. (1979). Ergativity. Language, 55(1), 59-138.

Dixon, R. M. W. (1994). Ergativity. Cambridge: Cambridge University Press.

Landaburu, J. (2000). Clasificación de las lenguas indígenas de Colombia. En M. S. González y M. L. Rodríguez (Eds.), Lenguas indígenas de Colombia. Una visión descriptiva (pp. 25-48). Santafé de Bogotá: Instituto Caro y Cuervo.

Magaña, A. (2013). Tipos de escisiones en lenguas con alineamiento sintáctico ergativo. Verbum et Lingua, (2), 87-105.

Mejía, G. (2000). Presentación y descripción fonológica y morfosintáctica del waunana. En M. S. González de
Pérez y M. L. Rodríguez de Montes (Eds.), Lenguas indígenas de Colombia. Una visión descriptiva (pp. 85-96). Santafé de Bogotá: Instituto Caro y Cuervo.

Mutz, K. (2004). Reflexivity in French-based creoles. En G. Escure y A. Schwegler (Eds.), Creoles, Contact and Language Change. Linguistic and Social Implications (pp. 307-329). Amsterdam: Benjamins.

Payne, T. (1996). Describing morphosyntax: a guide for field linguists. Cambridge: Cambridge University Press.

Payne, T. (2006). Exploring Language structure: a student’s guide. Cambridge, New York, Melbourne, Madrid, Cape Town, Singapore, São Paulo, London: Cambridge University Press.

Queixalós, F., y Gildea, S. (2010). Manifestations of ergativity in Amazonia. En S. Gildea y F. Queixalós (Eds.), Ergativity in Amazonia. Amsterdam-Philadelphia: John Benjamins Press.

Sánchez, M. E. (2008). Ergatividad en la familia lingüística maya. En Memorias del IV Foro Nacional de Estudios en Lenguas (FONAEL) (pp. 541-557), Universidad de Quintana Roo, México.

Siewierska, A. (2004). Person. Cambridge: Cambridge University Press.

Valenzuela, P. (2000). Ergatividad escindida en wariapano, yaminawa y shipibo-konibo. En H. van der Voort y S. van de Kerke (Eds.), Indigenous Languages of Lowland South America [Indigenous Languages of Latin America, 1] (pp. 111-128). Leiden: Research School of Asian, African, and Amerindian Studies (CNWS).
Publicado
2018-11-19
Como citar
DIECK NOVIAL, Marianne Eva; ARBOLEDA VÁSQUEZ, Luz Adriana. El caso en el wounan: el sistema de alineamiento y la relación entre marcas de caso y roles semánticos. Lenguaje, [S.l.], v. 47, n. 1, p. 46-72, nov. 2018. ISSN 2539-3804. Disponible en: <http://revistalenguaje.univalle.edu.co/index.php/lenguaje/article/view/6255>. Fecha de acceso: 19 feb. 2019 doi: https://doi.org/10.25100/lenguaje.v47i1.6255.
Sección
Artículos de investigación

Palabras clave

Wounan, Caso, Alineamiento, Ergatividad, Roles semánticos

INTRODUCCIÓN

El wounan, también conocido como woun meu, es una lengua amerindia hablada por la comunidad que lleva el mismo nombre y que habita en la zona selvática occidental de Colombia y en Panamá. Pertenece a la familia lingüística Chocó, de la cual también hace parte el embera, según Landaburu (2000). Tipológicamente estas dos lenguas comparten rasgos del sistema fonológico, como la nasalidad, entre otros, así como rasgos morfosintácticos, por ejemplo a nivel del sistema de casos, y también manifiestan similitudes en el repertorio léxico (ver Aguirre, 1993, 1998; Arboleda, 2008, 2016a; Mejía, 2000).

En términos generales la lengua wounan se caracteriza por ser una lengua nasal, ya que posee seis unidades fonológicas vocálicas de tipo nasal /ã,ẽ,ĩ,õ,ũ,Ʉ/ y dos consonantes nasales /m, n/ (ver Arboleda, 2008). En el nivel morfológico (ver Arboleda, 2016b) se puede afirmar que el wounan presenta un alto grado de complejidad: el nombre lleva flexiones de número, de caso (absolutivo, experimentante, ergativo, dativo, beneficiario, genitivo, sociativo, inesivo y ablativo) marcas de identificación (repetitivo, comparativo, aditivo, identificador) y de foco. Y el verbo lleva flexiones de aspecto (habitual, terminativo e incoativo), tiempo (pasado, presente y futuro), modo (declarativo, prohibitivo e imperativo), número (singular y plural), negación y voz (causativa).

En cuanto al orden sintáctico, el wounan privilegia el orden SOV, aunque por el hecho de tener un sistema de casos, este orden goza de cierta flexibilidad.

Desde un punto de vista tipológico, según los criterios propuestos por Aikhenvald (2007), esta lengua tiene la tendencia a ser aglutinante, es decir que los morfemas tienen generalmente solo un significado (no son acumulativos) y las palabras a su vez están conformadas por varios morfemas.

A continuación se exponen los principales resultados producto de una investigación reciente sobre el sistema pronominal del wounan (Arboleda, 2016b) , a partir de los cuales se discute la relación existente entre el sistema de caso morfosintáctico y los roles semánticos de los argumentos. Se trata de un estudio sincrónico realizado a partir de la lingüística descriptiva, que implicó la recolección de datos en la región del Bajo San Juan, principalmente en la comunidad de Papayo (ver Figura 1).

Comunidades wounan del Bajo San Juan

Figura 1: Comunidades wounan del Bajo San Juan

Se contó con un corpus de un total de 867 oraciones en las que aparecían pronombres, recogidas a través de diversas estrategias como la grabación de conversaciones y narraciones espontáneas, así como la aplicación de encuestas de elicitación del fenómeno estudiado. Se contó principalmente con la colaboración de 6 hablantes nativos de wounan que hablan español como segunda lengua (3 hombres y 3 mujeres de tres generaciones: una mujer y un hombre jóvenes (entre 16 y 24 años), una mujer y un hombre adultos (entre 25 y 45 años), una mujer y un hombre mayores (de 46 en adelante).

EL SISTEMA DE CASOS EN LOS PRONOMBRES PERSONALES3

Los pronombres personales a nivel formal están constituidos por dos morfemas: el primer segmento corresponde a la forma pronominal básica y el sufijo indica el caso. En la Tabla 1 se pueden observar los diferentes paradigmas de pronombres con sus respectivas marcas de caso:

Tabla 1:
Pronombres personales
Persona Absolutivo Experimentante Ergativo Dativo
1SG mɄ -( mɄ -gai mɄ-a mɄ-rik
2SG pɄ-( pɄ-gai pɄ-a pɄ-rik
3SG.M i(-( i(-gai i(-au i(-ik
1PL.INC mãre-( mãre-gai mãre-au mãre-ik
1PL.EXCL ma(-( ma(-gai ma(-au ma(-ik
2PL pa(re-( pãre-gai pãre-au pãre-ik
3PL am-( am-gai am-au am-ik
Persona Beneficiario Sociativo Genitivo Reflexivo4
1SG mu-itʰe mu-d⭠i mu-dem m⭠-(
2SG pu-itʰe pʉ-d⭠i pu-dem p⭠-(
3SG.M i(-itʰe i(-au-d(i i(-dem i-(
1PL.INC ma(re-itʰe mãre-d(i mãre-dem mãre-(
1PL.EXCL ma(-itʰe ma(-d(i ma(-dem -----
2PL pãre-itʰe pãre-d(i pãre-dem pãre-(
3PL am-itʰe am-d(i am-dem ama-(

En las oraciones intransitivas, los sujetos pronominales llevan marcas de caso absolutivo (1) o experimentante (2), según el grado de volición o de control del argumento sobre la relación predicativa: si el sujeto realiza la acción voluntariamente o tiene cierto control sobre ella, se marca con el caso absolutivo, y si el sujeto no controla la acción o es afectado por ella, se marca con el caso experimentante.

(1)

m⭠-( kʰapik-hu-m
1SG-ABS correr-FUT-DEC
‘yo voy a correr’

(2)

MARẼ-GAI okʰak-hi-n-⭠m
1PL.INCL-EXP tener.miedo-PAS-PL-DEC
‘nosotros teníamos miedo’

En las oraciones transitivas, el sujeto va marcado con el caso ergativo y el objeto va marcado ya sea con el caso experimentante o con el absolutivo: si el argumento objeto es animado, se marca con el caso experimentante, y si es inanimado, con el absolutivo, como en:

(3)

i(-au m⭠-gai ma(de-hi-m
3SG.M-ERG 1SG-EXP pegar-PAS-DEC
‘él me pegó’

(4)

am-au i(-( epak-hi-n-⭠m
3PL-ERG 3SG-ABS bajar-PAS-PL-DEC
‘ellos/as lo bajaron’(Ref.: chontaduro)5

En las oraciones ditransitivas, el wounan distingue morfológicamente entre caso dativo (5) y beneficiario (6). Aunque generalmente las lenguas que tienen sistema de casos expresan el destinatario de la misma manera, el wounan tiene una marca diferente para el dativo y el beneficiario. Es difícil encontrar una diferencia semántica clara entre ellos. Por ahora constatamos que el primero se usa aparentemente solo con verbos como «dar» «decir» y «cantar», mientras que el segundo señala con otros verbos a un destinatario que recibe un detrimento o un beneficio. El beneficiario contiene un matiz semántico de finalidad, que en la traducción al español correspondería a la preposición «para» (ver Arboleda, 2016b).6

(5)

am-au i(-ik pieho-( dee-hi-n-⭠m
3PL-ERG 3SG.M-DAT piña-ABS dar-PAS-PL-DEC
‘ellos/as le dieron piña a él’

(6)

m⭠-a tʰa(-( tp(-itʰe hoo-hi-m
1SG-ERG plátano-ABS 2SG-BEN cocinar-PAS-DEC
‘yo cociné plátano para usted’

Las construcciones genitivas van marcadas con el sufijo genitivo «-dem», aunque también se puede usar alternativamente para la expresión de este caso la yuxtaposición, es decir una estrategia puramente sintáctica (ver ampliación de este punto en Arboleda 2016b):

(7)

di ma(-dem nempõ (7-si-m
casa 1PL.INCL- GEN grande COP-PRES-DEC
‘la casa nuestra es grande’

Para el caso sociativo hay dos marcas, que van pospuestas al último pronombre de la serie que conforma el sintagma nominal. La primera marca es la de sociativo y la segunda del caso correspondiente. Es decir, los primeros pronombres no llevan marcas de caso (ver discusión en Arboleda, 2016b), como en 8:

(8)

p⭠ am m⭠-d⭠i-( hemkʰa-hi-n-(m
2SG 3PL 1SG-SOC-ABS bailar-PAS-PL-DEC
usted ellos/as y yo bailamos’

El wounan tiene un paradigma específico para expresar la reflexividad, distinto de los demás paradigmas casuales. En la construcción reflexiva (ver p. ej. 9), el argumento que expresa el agente no lleva marca de caso (aquí se esperaría el ergativo, por constituir una construcción transitiva, que implica un agente y un paciente). De hecho, la expresión del caso ergativo en estas construcciones es agramatical. Es posible que la ausencia de ergativo aquí se deba al hecho de que en este tipo de construcciones en las que se fusionan los roles semánticos de agente y paciente -o en algunos casos el de beneficiario (ver Mutz, 2004)-, para una interpretación sin ambigüedades no es necesario distinguir formalmente cada uno de estos argumentos con marcas de caso, ya que se trata de la misma entidad (ver discusión detallada en Arboleda, 2016b).

(9)

m⭠ m⭠-( espeh-e herpa-cir-⭠m
1SG 1SG-RFLX espejo-INES mirar-M-DEC
‘yo (hombre) me miro en el espejo’

En general se puede afirmar que el caso en wounan (con la excepción del reflexivo) se marca con los mismos morfemas en los nombres (10), en los pronombres personales (11), y en los demostrativos (12); excepto el dativo que presenta una variante alomórfica según si se trata de nombres, que se marcan con «-ak» (13), o de pronombres, que se marcan con «-rik/ik» (11), (12) y (14):

(10)

Alejo-au Yermi-ak hap-( dee-hi-m
Alejo-ERG Yermi-DAT canoa-ABS dar-PAS-DEC
‘Alejo le dio a Yermi una canoa’

(11)

am-au ũr-( pãr-ik dee-hi- n-⭠m
3PL-ERG chontaduro-ABS 2PL-DAT dar-PAS-PL-DEC
‘ellos/as le dieron chontaduro (fruto de palma) a ustedes’

(12)

hak-au m⭠-rik cõho-( dee-hi-m
DEM.D-ERG 1SG-DAT ají-ABS dar-PAS-DEC
‘ese/a me dio ají’

(13)

Crucelin-au Pamar-ak ci cindaw-( dee-hi-m
Crucelina-ERG Pamare-DAT PART chaquira-ABS dar-PAS-DEC
‘Crucelina le dio una chaquira (cuenta para hacer artesanías) a Pamare’

(14)

German-au m⭠-rik dobũ-ø dee-hi-m
German-ERG 1SG-DAT chicha-ABS dar-PAS-DEC
‘Germán me dio chicha’

El sistema de casos del wounan es más amplio que el señalado para los pronombres personales, ya que hay otros dos casos que no aparecen en los datos con pronombres personales, sino con pronombres demostrativos o con nombres: el caso ablativo (que se marca con el sufijo «-ta») y el inesivo (que se marca con el sufijo «-e»).

Los siguientes ejemplos ilustran el uso del caso ablativo:

(15)

i(-( acamuk-ta uru-hi-m
3SG.M-ABS DEM.P-ABL venir-PAS-DEC
‘él vino de aquí’

(16)

cai-( muk-ta uru-hi-m
niño-ABS DEM.D-ABL venir-PAS-DEC
‘el niño vino de allá’

(17)

am-( pab⭠-ta uru-hi-n-⭠m
3PL-ABS monte-ABL venir-PAS-PL-DEC
‘ellos/as vinieron del monte’

El caso inesivo semánticamente remite a la noción de «dentro de», y se marca con «-e»:

(18)

acak-e ũr (-si-m
DEM.P-INES chontaduro COP-PRES-DEC
‘dentro de esto/a hay chontaduro’

(19)

pamare-( acak-e (-si-m
flor-ABS DEM.P-INES COP-PRES-DEC
‘la flor está dentro de esto/a’

(20)

bedaw-( hak-e (-si-m
semilla-ABS DEM.D-INES COP-PRES-DEC
‘la semilla está dentro de eso/a’

(21)

cai-( di-e (-si-m
niño-ABS casa-INES COP-PRES-DEC
‘el niño está dentro de la casa’

Sintetizamos el paradigma de morfemas de caso del wounan (para pronombres y nombres) en la Tabla 2.

Tabla 2:
Marcas de caso
Absolutivo -(
Experimentante -gai
Ergativo -au/-a
Dativo -rik/-ik/-ak
Beneficiario -itʰe
Genitivo -dem
Sociativo -d⭠i
Ablativo -ta
Inesivo -e
Reflexivo -(

EL SISTEMA DE ALINEAMIENTO EN WOUNAN

A continuación se presenta el tipo de patrón de alineamiento que manifiesta esta lengua. La estructura de los pronombres que constituyen los argumentos nucleares sujeto y objeto en oraciones intransitivas y transitivas es:

Intransitivas ………………………………..Transitivas

Sujeto: PRON-ABS/EXP……………Sujeto: PRON-ERG, Objeto: PRON-ABS/EXP

En la literatura especializada, para describir los principales sistemas de relaciones gramaticales en términos de cómo están organizados los argumentos en la oración, se suelen identificar tres roles semántico-sintácticos básicos: S, A y O. S («Single») se refiere al argumento único en una construcción intransitiva. A («Agent») se refiere al argumento agente de una construcción transitiva. Y O («Object»)8 remite al argumento paciente de una construcción transitiva (ver por ejemplo Comrie, 1978; Dixon, 1979; Payne, 1996).

Las categorías S («Single»), A («Agent») y O («Object») corresponden en wounan entonces a:

S = ABS o EXP

A = ERG

O = ABS o EXP

Aquellas lenguas que tratan S y A a nivel morfosintáctico de la misma manera, y O de manera diferente se conocen como lenguas con patrón de alineamiento de tipo nominativo/acusativo, donde nominativo corresponde a S y A, y acusativo a O (p. ej. el latín, el alemán, el ruso y el letón). Generalmente, este tipo de alineamiento se representa como en la Figura 2 (ver, entre otros, Comrie, 1978; Dixon, 1979; Payne, 1996; Siewierska, 2004):

Alineamiento Nominativo/Acusativo

Figura 2: Alineamiento Nominativo/Acusativo

Otras lenguas, como el dyirbal, tratan morfosintácticamente S y O de la misma manera, y A de manera diferente. Como en los ejemplos en (22), tomados de Dixon (1994, p. 160), donde se observa que el S de la oración intransitiva no lleva marca, al igual que el O de la oración transitiva, mientras que el A de la oración transitiva es marcado con una marca de caso ergativo («-ŋgu»):

(22)

S

ŋuma-Ø banaga-nyu
father-ABS return-Nfut
‘Father returned’

O……………A

ŋuma-Ø yabu-ŋgu bura-n
father-ABS mother-ERG see-Nfut
‘Mother saw father’

Este patrón de alineamiento se conoce como ergativo/absolutivo,9 donde absolutivo corresponde a S (en una construcción intransitiva) y a O (en una construcción transitiva); y ergativo corresponde a A en una construcción transitiva. Este sistema se representa como en la Figura 3:

Alineamiento Ergativo/Absolutivo

Figura 3: Alineamiento Ergativo/Absolutivo

El alineamiento ergativo/absolutivo es poco común en las lenguas de África y Europa.10 No obstante, este sistema de organización de las relaciones gramaticales es básico en muchas lenguas de Australia, Asia Central y América (Payne, 1996).11

Queda claro que el wounan no es una lengua con patrones de alineamiento del tipo nominativo-acusativo, ya que el argumento S de las intransitivas (ya sea ABS o EXP) se marca de igual forma que el O de las transitivas y de manera diferente del A de las transitivas. Se trata aquí de un patrón de alineamiento ergativo-absolutivo/experimentante. Esto representa una variante del alineamiento de ergatividad pura, que consiste en una oposición ergativo-absolutivo (S y O = ABS, A = ERG).

A partir de los trabajos de Dixon (1979) y Comrie (1978), en la literatura especializada se habla frecuentemente de ergatividad escindida o ergatividad mixta (ver p. ej. Sánchez, 2008), rasgo que presentan algunas de las lenguas ergativas (ver Magaña, 2013). Este término remite al hecho de que, en algunas estructuras de una lengua, esta presenta un alineamiento de tipo ergativo-absolutivo y en otras estructuras, un alineamiento del tipo nominativo-acusativo. Algunos condicionamientos que dan cuenta de las escisiones en este tipo de lenguas son, por ejemplo, la naturaleza semántica del verbo, la naturaleza semántica de las frases nominales, el tiempo/modo/aspecto y el tipo de cláusulas (principal vs. Subordinada) (ver Magaña, 2013). Otros condicionamientos son la categoría gramatical del sintagma nominal (nombres vs. Pronombres) (ver Valenzuela, 2000), y según Sánchez (2008), la persona verbal y la concordancia verbal.

Un tipo de ergatividad escindida frecuentemente citado es el que Dixon (1994) denominó «escisión de S», y tiene que ver con el primer condicionamiento, es decir, la naturaleza semántica del verbo.

Hay una división no sólo entre A, O, S como primitivos sintáctico-semántico universales, sino entre A, O, Sa y So; marcando las minúsculas el tipo de alineamiento ante el que nos encontremos. Si se trata de un verbo intransitivo altamente agentivo, entonces la marcación del único argumento del verbo será la misma que para el agente de la transitiva; es decir, un alineamiento acusativo. Si la semántica del verbo concibe a este participante como afectado más que controlador de la acción la marcación coincidirá con los objetos de las transitivas. (Magaña, 2013, p. 91).

El wounan es una lengua con patrones claramente ergativos, aunque no de ergatividad pura, como ya se señaló. A continuación se exponen los factores relacionados con la ergatividad mixta de esta lengua.

Primero hay que señalar que los nombres se portan igual que los pronombres, en cuanto a que llevan las mismas marcas de caso. Es decir, no estamos frente a un tipo de escisión basado en la categoría gramatical del sintagma nominal -véase por ejemplo Valenzuela (2000) que reporta para las lenguas wariapano y yaminawa de la familia amazónica pano una ergatividad escindida, en la que los pronombres se marcan como nominativo/acusativo y los nombres como ergativo/absolutivo-.

Por otro lado, el tiempo, el aspecto y el modo no afectan la marcación del caso (véase por ejemplo Sánchez, 2008) que presenta el caso de la ergatividad escindida en el maya yucateco, que está determinada por factores temporoaspectuales: con presente o con aspecto incompletivo aparece un alineamiento nominativo-acusativo, y con las demás marcas de tiempo y aspecto se manifiesta un alineamiento de tipo ergativo-absolutivo).

Aunque no hemos estudiado el contraste entre oraciones principales y subordinadas, los datos que tenemos hasta la fecha sugieren que este probablemente tampoco es un condicionante de la selección de las marcas de caso.

En cambio, sí constituyen un factor decisivo para asignar el caso ABS o EXP tanto en S como en O, los condicionamientos por la naturaleza semántica de las frases nominales y los condicionamientos por la naturaleza semántica del verbo.

Retomando el sistema de alineamiento que proponemos para el wounan:

S = ABS o EXP

A = ERG

O = ABS o EXP

Para O, la selección de la marca de ABS o de EXP está condicionada por el rasgo de animacidad del sintagma nominal (independientemente de que este sea un PRON o un N): se marca con ABS el argumento O inanimado (23), y se marca con EXP el argumento O animado (24). Este condicionamiento está relacionado con la naturaleza semántica de las frases nominales.

(23)

p⭠-a hap-( paipu-hi-m
2SG-ERG canoa-ABS hundir-PAS-DEC
‘usted hundió la canoa’

(24)

m⭠-a Arsenio-gai tʰuak-hi-m
1SG-ERG Arsenio-EXP cortar-PAS-DEC
‘yo corté a Arsenio’

Para S, la selección de la marca de ABS o de EXP está condicionada por el grado de volición o de control del argumento sobre la acción (independientemente de que este sea un PRON o un N): se marca con ABS el argumento S que tiene control sobre la acción o la realiza voluntariamente (25), y se marca con EXP el argumento S que es afectado por la acción y no la controla (26). También se podría denominar esta oposición siguiendo otras denominaciones reportadas en la literatura especializada, como activo/agentivo vs. inactivo/pacientivo (Queixalós y Gildea, 2010). Este condicionamiento generalmente se asocia con la naturaleza semántica del verbo.

(25)

m⭠-( kʰapik-hu-m
1SG-ABS correr-FUT-DEC
‘yo voy a correr’

(26)

p⭠-gai pore macak-hi-m
2SG-EXP cabeza dolor-PAS-DEC
‘usted tenía dolor de cabeza’

En síntesis, el wounan es una lengua que en el nivel morfológico presenta patrones de alineamiento ergativo. Esta lengua presenta, además, una especie de ergatividad escindida un tanto diferente del esquema de escisión de S canónico presentado anteriormente. Tiene en común con este último sistema de alineamiento el hecho de que el control sobre la acción es un factor que determina la marcación del caso en las intransitivas. Pero a nivel formal presenta la siguiente diferencia:

El sistema prototípico con Sa, So, A y O propuesto en la literatura especializada hace uso de dos marcas formales: la marca de Sa es igual a la de A, y la marca de So es igual a la de O.

El wounan, en cambio, posee tres marcas morfológicas: S(ABS) es igual al O(ABS) y el S(EXP) es igual al O(EXP) y estas dos marcas son diferentes de A(ERG).12 Esquemáticamente, este patrón de alineamiento se puede representar como en la Figura 4:

Alineamiento del wounan

Figura 4: Alineamiento del wounan

Finalmente, es necesario hacer unas observaciones con respecto a la concordancia verbal. El verbo lleva una marca de número que concuerda con el número del sujeto (el plural en el verbo se marca con «-n-», la ausencia de este morfema se interpreta como singular).

(27)

am-au i(-( epak-hi-n-⭠m
3PL-ERG 3SG-ABS bajar-PAS-PL-DEC
‘ellos/as lo bajaron’ (Ref.: chontaduro)

En general, no hay marcas de concordancia de género en el verbo. Sin embargo, únicamente para la primera persona del singular, y cuando la referencia temporal es el presente, puede aparecer una marca de género (masculino/femenino) (ver 28 y 29). En este sentido el wounan es muy peculiar, ya que la distinción de género para la primera persona suele caracterizarse como «muy extraña» en las tipologías pronominales (ver Bhat, 2007; Siewierska, 2004).

(28)

m⭠-( pʰikʰa-cir-(m13
1SG-ABS trabajar-M-DEC
‘yo (hombre) trabajo’

(29)

m⭠-( pʰikʰa-(-⭠m
1SG-ABS trabajar-F-DEC
‘yo (mujer) trabajo’

En cuanto a la concordancia verbal, tanto de número como de género, así este último esté restringido solo a la primera persona en presente, dicha concordancia se establece con el argumento S de las construcciones intransitivas, así como con el A de las construcciones transitivas. Es decir, en cuanto a la concordancia se trata de la misma manera al S y al A, lo que muestra que en cuanto a la concordancia la lengua tiene un alineamiento mixto, ya que este tipo de concordancia con el sujeto es propio de las lenguas acusativas.

EL CASO Y LAS RELACIONES SEMÁNTICAS

Cuando se trata de los pronombres demostrativos y los nombres, en wounan para algunos casos y roles semánticos se usan las mismas formas. Estas son:

«-ak» para dativo y adlativo

«-gai» para experimentante y locativo

«-au» para ergativo e instrumental

La posibilidad de que las lenguas usen las mismas marcas de caso para remitir a distintos roles semánticos se señala frecuentemente en la literatura (ver Blake, 2004; Payne, 2006). En otras lenguas que poseen sistemas de caso, por ejemplo, en alemán, la categoría de caso dativo expresa varias funciones diferentes, como beneficiario o locativo y la categoría de acusativo expresa paciente o dirección/trayectoria. Otro ejemplo es el caso ablativo del latín, que marca con la morfología propia de este caso funciones tan variadas como las que denotan actualmente las preposiciones del español. Creissels (2006) advierte que “es particularmente frecuente encontrar una forma casual única que acumula una de las parejas de funciones siguientes: ergativo-genitivo, ergativo-instrumental, acusativo-dativo, dativo-genitivo, dativo-adlativo, comitativo-instrumental, instrumental-ablativo, instrumental-modal, locativo-adlativo.”14 (p. 54). Blake (2004) llama la atención sobre la dificultad que representa la relación entre las características semánticas y sintácticas que subyacen a cada caso:

Si la distinción entre caso gramatical y semántico fuera clara, los casos gramaticales codificarían solo relaciones puramente sintácticas y los casos semánticos codificarían solo relaciones semánticas homogéneas como lugar u origen. Sin embargo, es común que un caso sintáctico codifique una relación o rol semántico que está más allá de la relación sintáctica expresada. En latín, por ejemplo, el acusativo no solo expresa el objeto directo, sino que también expresa el rol semántico de destino, el cual se puede comprobar que no corresponde al objeto directo. De otro lado, hay situaciones en las cuales los así llamados casos semánticos codifican relaciones puramente sintácticas. Esto ocurre comunmente con el pasivo, donde el sujeto destituido se expresa frecuentemente por medio de un caso semántico.15 (Blake, 2004, p. 32). (Véase también Payne, 2006).

En el wounan se observa que este fenómeno no es tan arbitrario como parece a simple vista, ya que es posible establecer relaciones nocionales entre los pares marcados con la misma forma. Detrás del concepto de ‘dativo’ y de ‘adlativo’ subyace la noción de ‘destino’: «-ak» marca el caso dativo con entidades animadas, y con entidades inanimadas (lugares) el rol semántico expresado es el de adlativo, como se ve en 30 y 31.

(30)

Silvestre-au bẽrɄ(-gai benkʰur-ak dee-hi-m
Silvestre-ERG tatabro-EXP curandero-DAT dar-PAS-DEC
‘Silvestre le dió un tatabro al curandero’

(31)

p⭠-( di-ak ma-si-m
2SG-ABS casa-DAT ir-PRES-DEC
‘usted va hacia la casa’

De la misma manera, detrás del concepto de ‘experimentante’, que implica una entidad animada, y de ‘locativo’, que implica entidades inanimadas (lugares), subyace la noción de ‘lugar’:

(32)

Silvestre-gai macak-si-m
Silvestre-EXP doler-PRES-DEC
‘a Silvestre le duele’ (el dolor se desarrolla en Silvestre)

(33)

mi(-au ⭠i-gai kʰaa-hi-m
gato-ERG mujer-EXP morder-PAS-DEC
‘el gato mordió a la mujer’ (la mujer es el ‘lugar’ donde tiene lugar la mordida)

(34)

enkʰoi-( do-gai (-si-m
hombre-ABS río-EXP COP-PRES-DEC
‘el hombre está al lado del río’

Igualmente se puede proponer que, así como el concepto de ‘ergativo’ implica un agente (animado), cuando el argumento es inanimado el rol semántico expresado es el de ‘instrumental’, y en ambas realizaciones subyace una especie de noción relacionada con la ‘agentividad’ o la responsabilidad de la ejecución de la acción:

(35)

Crucelin-au atʰãr-gai tuak-hi-m t(ut(ui-au
Crucelina-ERG gallina-EXP cortar-PAS-DEC cuchillo-ERG
‘Crucelina cortó la gallina con un cuchillo’(tanto Crucelina como el cuchillo cortaron la gallina)

Este desajuste o asimetría entre las marcas gramaticales de caso y los roles semánticos expresados puede ser descrito formalmente de dos maneras: a. Se pueden considerar estas marcas («-ak» ,«-gai» y «-au») como marcas de dos casos diferentes cada una aunque compartan la misma forma, y se trataría en este caso de morfemas homónimos en distribución complementaria según el rasgo de ±animacidad. En este caso se hablaría de caso ergativo (marcado con «-au») y caso instrumental (marcado también con «-au»). O, b. Se pueden analizar como realizaciones de los casos dativo, experimentante y ergativo respectivamente, pero que pueden remitir a otros roles semánticos según el contexto sintáctico (±oblicuo)16 y semántico (±animado), que fue la descripción formal adoptada en el presente artículo.

Independientemente de si se consideran estas marcas («-ak», «-gai» y «-au») como marcas homónimas de dos casos diferentes o si se analizan como realizaciones de los casos dativo, experimentante y ergativo respectivamente, pero que pueden remitir a otros roles semánticos según el contexto sintáctico y semántico, en lo expuesto se observa una vez más que el rasgo de animacidad es un rasgo semántico determinante y muy presente de manera transversal en la gramática casual del wounan. Recuérdese que la selección entre la marca de experimentante y la de absolutivo en construcciones transitivas depende también de este rasgo de animacidad.

CONCLUSIONES

El análisis de la categoría de caso en los pronombres (y en los nombres) del wounan mostró que esta lengua presenta un patrón de alineamiento del tipo ergativo/absolutivo-experimentante, en el que S y O = ABS o EXP y A = ERG. Es decir, no es un patrón de ergatividad pura, donde S y O = ABS y A = ERG y tampoco corresponde al patrón de ergatividad escindida que se reporta en los estudios tipológicos, donde la marca de Sa es igual a la de A, y la marca de So es igual a la de O. En síntesis, el sistema de alineamiento que presenta el wounan posee tres marcas: la de S(ABS) es igual a la de O (ABS) y la de S (EXP) es igual a la de O (EXP) y estas dos marcas son diferentes de la de A (ERG). Para O, la selección de la marca de ABS o de EXP está condicionada por el rasgo de animacidad del sintagma nominal: se marca con ABS el argumento O inanimado, y se marca con EXP el argumento O animado. Para S, la selección de la marca de ABS o de EXP está condicionada por el grado de volición o de control del argumento sobre la relación predicativa: se marca con ABS el argumento S que tiene control sobre la acción o la realiza voluntariamente, y se marca con EXP el argumento S que es afectado por la acción y no la controla. Este tipo de alineamiento corresponde a un tipo particular y original de ergatividad escindida, que, hasta donde alcanza nuestra revisión de la literatura especializada, no se ha reportado aún para otras lenguas.

El wounan presenta un desajuste entre algunas marcas gramaticales de caso y los roles semánticos expresados: las marcas de caso de ergativo («-au»), experimentante («-gai») y dativo («-ak») remiten a roles semánticos diferentes (ergativo/instrumental, experimentante/locativo y dativo/adlativo respectivamente) según el contexto sintáctico y semántico. Si desempeñan el rol sintáctico de sujeto/objeto, el rol semántico expresado es ergativo, experimentante y dativo. Si desempeñan el rol sintáctico de oblicuo, el rol semántico expresado es el de instrumental, locativo y adlativo respectivamente. El rasgo semántico de animacidad es también determinante para identificar el rol semántico expresado: si los argumentos marcados con estas marcas «-au», «-gai» y «-ak» son animados, los roles semánticos corresponden a ergativo, experimentante y dativo respectivamente. Y si son inanimados, los roles semánticos expresados son instrumental, locativo y adlativo.

Lo anterior muestra que la asimetría entre forma y función en los casos en cuestión no es tan arbitraria como parece, ya que son coherentes y sistemáticos los contextos sintácticos y semánticos que determinan la interpretación clara de los roles semánticos expresados. A lo anterior se suma que es posible establecer relaciones nocionales entre los pares de roles semánticos marcados con la misma forma: detrás del concepto de ‘dativo’ y de ‘adlativo’ subyace la noción de ‘destino’; detrás del concepto de ‘experimentante’ y de ‘locativo’ subyace la noción de ‘lugar’, y en los conceptos de ‘ergativo’ e ‘instrumental’ subyace la noción de ‘agentividad’ o responsabilidad de la ejecución de la acción.

REFERENCIAS

  1. (). . , I. Santafé de Bogotá: FEN-Universidad Nacional de Colombia. .310-325.
  2. (). . . Santafé de Bogotá: Centro Colombiano de Estudios de Lenguas Aborígenes, Universidad de los Andes. .
  3. (). . , ed. . Cambridge, New York, Melbourne, Madrid, Cape Town, Singapore, São Paulo: Cambridge University Press.. .1-64.
  4. (). Sistema fonológico de la lengua wounan. Lingüística y literatura 54, 55-70.
  5. (). Morfología del nombre y el verbo en lengua wounan. Lingüística y literatura 69, 363-384.
  6. Sistema pronominal de la lengua wounan doctoral thesis
  7. (). . . New York: Oxford University Press. .
  8. (). . . London, New York, Sydney: Cambridge University Press. .
  9. (). . , ed. . Sussex: Harvester Press. .329-394.
  10. (). . , 1 y 2. Paris: Lavoisier. .
  11. (). . . .
  12. (). Ergativity. Language 55(1), 59-138.
  13. (). . . Cambridge: Cambridge University Press. .
  14. (). . , , eds. . Santafé de Bogotá: Instituto Caro y Cuervo. .25-48.
  15. (). Tipos de escisiones en lenguas con alineamiento sintáctico ergativo. Verbum et Lingua 2, 87-105.
  16. (). . , , eds. . Santafé de Bogotá: Instituto Caro y Cuervo. .85-96.
  17. (). . , , eds. . Amsterdam: Benjamins. .307-329.
  18. (). . . Cambridge: Cambridge University Press. .
  19. (). . . Cambridge, New York, Melbourne, Madrid, Cape Town, Singapore, São Paulo, London: Cambridge University Press. .
  20. , (). . , , eds. . Amsterdam-Philadelphia: John Benjamins Press. .
  21. .. México. Universidad de Quintana Roo.
  22. (). . . Cambridge: Cambridge University Press. .
  23. (). . , , eds. . Leiden: Research School of Asian, African, and Amerindian Studies (CNWS). .111-128.
Doctora en Filología Románica con énfasis en Lingüística Hispánica de la Universidad de Hamburgo, Alemania; profesora titular del área de Lingüística en la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Antioquia, Colombia y miembro del Grupo de Estudios Sociolingüísticos. Sus áreas de docencia e investigación son la morfosintaxis, la lingüística descriptiva, la criollística, la lengua palenquera y la sociolingüística.
Se dejarán a un lado, por razones de espacio, los pronombres demostrativos y los interrogativos. Para el análisis de este tipo de pronombres, véase Arboleda (2016b).
Se incluye en esta lista el reflexivo (que marca en realidad la fusión de dos roles temáticos, como se verá más adelante) con la debida reserva que merece, ya que somos conscientes de que no constituye un caso en el sentido canónico del término. Lo incluimos porque se marca con un sufijo diferente al de las demás marcas de caso y forma así un paradigma que contrasta con los demás.
En el ejemplo (4), si el referente fuera animado, sería obligatorio el uso de la marca -gai (EXP), por lo que queda claro que el criterio para la selección de uno de estos dos casos (EXP o ABS) depende del rasgo semántico de la animacidad del Objeto.
De hecho, el wounan posee un complementador introductor de subordinada con sentido final, itʰe, con igual forma que la marca de caso beneficiario.
Este tipo de construcciones copulativas se analizaron a partir del concepto de cópula cero, debido a que la flexión verbal aparentemente lleva acento propio. También es posible otro tipo de análisis, recurriendo al concepto de predicación nominal, que consiste en asumir que las flexiones verbales se sufijan a radicales nominales. Sin embargo, somos conscientes de que este análisis amerita un estudio más detallado sobre el acento en estos contextos específicos, ya que el criterio acentual (entre otros) es determinante para decidirse por uno de estos dos análisis.
Comrie (1978) prefiere P («Patient») para designar el rol semántico-sintáctico designado con O.
Dixon (1994) define la ergatividad como: “(...) a grammatical pattern in which the subject of an intransitive clause is treated in the same way as the object of a transitive clause, and differently from transitive subject” (p. 1). (“(...) un patrón gramatical en el cual el sujeto de una cláusula intransitiva es tratado de igual manera que el objeto de una cláusula transitiva, y de manera diferente del sujeto de la transitiva”) (Traducción nuestra).
El referente de lengua europea con este sistema es el vasco.
Existen, además, otros tipos de alineamiento como el tripartito, en el que S, A y O reciben cada uno una marca diferente. Sin embargo, aquí no se profundizará en estas otras posibilidades formales, ya que el wounan no presenta estos patrones de alineamiento. Para una ampliación de este aspecto, ver por ejemplo Siewierska (2004).
Quedará para investigaciones posteriores discutir el caso excepcional de las construcciones transitivas con los verbos ‘ver’ «oo» y ‘mirar’ «herpa», donde ninguno de los dos argumentos necesita ser marcado: p(……………m(……………oo-si-m……………2SG……………1SG……………ver-PRES-DEC ‘usted me ve’. En estos contextos es únicamente el orden sintáctico (PRON1 + PRON2 + V) el que indica los roles semánticos de los argumentos (PRON1 = A y PRON2 = O), ya que ninguno de estos pronombres lleva marca de caso. Es decir que con los verbos «oo» ‘ver’ y «herpa» ‘mirar’, habría una escisión del alineamiento ergativo en el sentido de que en estas construcciones se recurre a la expresión sintáctica de caso y no a la morfológica, y por otro lado aquí el A de la transitiva correspondería al S de la intransitiva. Habría que explorar sobre la existencia de otros verbos como estos, que pueden constituir una clase de V que escinden el alineamiento.
En las oraciones con concordancia de género no se marca el tiempo presente («-si-») en el verbo. Es decir, estas dos marcas son mutuamente excluyentes: si se marca el género, no se puede marcar el tiempo presente, pero la interpretación es que el evento está en presente. Sin embargo, es posible hacer enunciados en presente usando la marca de tiempo presente («-si-»), sin especificar el género de la primera persona. Con los otros tiempos verbales distintos del presente, queda excluida la posibilidad de marcar la concordancia de género.
“(…) il est particulièrement fréquent de rencontrer une forme casuelle unique cumulant l’un des couples de fonctions suivants: ergatif-génitif, ergatif-instrumental, accusatif-datif, datif-génitif, datif-allatif, comitatif-instrumental, instrumental-ablatif, instrumental-modal, locatif-allatif.” (Traducción nuestra).
“If the distinction between grammatical and semantic cases were to be clearcut, the grammatical cases would encode only purely syntactic relations and the semantic cases would encode only homogeneous semantic relations such as location or source. However, it is common for a syntactic case to encode a semantic relation or role that lies outside of whatever syntactic relation it expresses. In Latin, for instance, the accusative not only expresses the direct object, it also expresses the semantic role of destination, which can be shown not to be subsumed under direct object. On the other hand, there are situations where the so-called semantic cases encode a purely syntactic relation. This commonly occurs with the passive where the demoted subject is often expressed via a semantic case.” (Traducción nuestra).
En el caso de desempeñar el rol sintáctico de sujeto, «-au» se interpretaría como con el rol semántico de agente (ergativo), y en el caso de desempeñar el rol sintáctico de oblicuo, «-au» se interpretaría como instrumental.

Lista de abreviaturas

A Agente
ABS Absolutivo
ABL Ablativo
ADL Adlativo
BEM Beneficiario
DAT Dativo
DEC Declarativo
DEM.D Demostrativo distal
DEM.P Demostrativo proximal
ERG Ergativo
EXCL Excluyente
EXP Experimentador
F Femenino
FUT Futuro
GEN Genitivo
INES Inesivo
INC Incluyente
M Masculino
N Nombre
O Objeto
PAS Pasado
PL Plural
PRON Pronombre
PRES Presente
RFLX Reflexivo
S Single
SG Singular
SOC Sociativo
V Verbo